China officinalis

Este medicamento, conveniente en los trastornos por pérdida de líquidos orgánicos (hemorragia, diarrea, etc.), también es un gran remedio de terreno.

Nombre común
Quina.

Orígen
China se prepara a partir de la corteza del quino, un árbol de la familia de las rubiaceas originario de Sudamérica. La tintura madre puede obtenerse por maceración o por trituración.

Usos habituales
China officinalis se prescribe principalmente en trastornos consecutivos a una pérdida de líquidos orgánicos (sobre todo después de hemorragias profusas) que cursan con gran debilidad, o cuando una afección aparece con una periodicidad notable.

A quien le conviene este remedio?
Personalidad y comportamiento
Humor fluctuante. La personalidad China se caracteriza por la sucesión de fases de exaltación y de abatimiento.

Exaltación. La persona tiene "los nervios de punta", una sensibilidad "a flor de piel". El mínimo estímulo extemo se vive como una agresión. Los olores, los ruidos, las imágenes visuales, los contactos físicos aun ligeros (roce, caricia), el frío, etc. se perciben de manera excesiva. Esta fase de exaltación se acompaña de una imaginación y una actividad mental desbordantes, sobre todo de noche y de madrugada:el individuo tiene muchos proyectos y hace castillos en el aire.

Estado depresivo. La persona China a menudo se siente perseguida, obstaculizada e infeliz. Comete errores al leer o escribir. Tal estado depresivo conduce a veces a verdadera ansiedad con ideas suicidas.

Dificultad para comunicarse. Pese a una vida interior muy rica, al individuo China le cuesta trabajo expresar sus pensamientos o sentimientos, por lo que parece encerrarse en sí mismo. En ía fase depresiva, sus dificultades de comunicación se agravan; cuando habla, lo hace sólo en forma de reproche.

Temores. Su impresión de agresividad del mundo exterior está acompañada de temor a los animales, sobre todo perros y gatos.

Trastornos generales
• Gran fatiga y debilidad por la pérdida de líquidos orgánicos (hemorragias, lactancia prolongada, diarrea, transpiración profusa, vómitos abundantes, etc.).
Tendencia a sangrar fácilmente y a sufrir anemia.
• Paludismo crónico.
• Trastornos que se manifiestan de manera periódica (dolores de cabeza, fiebres, insomnio, etc.), todos los días a la misma hora, cada tercer día, cada 7 ó 14 días.
• El apetito puede ser desmesurado, sobre todo de noche, o estar ausente. A veces, el apetito sólo se recupera al comer.

Variación de los síntomas

Factores de agravación: el frío, las corrientes  de aire, el contacto ligero, las sacudidas, después de comer, cuando deja de sudar.
Factores de mejoría: el calor, la presión intensa.
Preferencias alimentarias Deseo de dulces, de alimentos ácidos, especias, vino, bebidas frías. Aversión hacia los alimentos calientes, el café, la cerveza, el pan,
la mantequilla. Los síntomas se agravan con la fruta.

Trastornos locales
Cabeza
• Sensibilidad del cuero cabelludo
• Dolor de cabeza (sensación de que "el cráneo va a estallar") que mejora por los movimientos de subir o bajar.
Cara
• Calor en la cara, sobre todo cuando la persona pasa del aire libre a la atmósfera confinada de una habitación
• En caso de debilidad por pérdida de líquidos orgánicos, la cara se ve pálida, amarillenta o terrosa, salvo las mejillas y los lóbulos de las orejas, que están
rojos, y los ojos están hundidos.
Nariz
• Hemorragias frecuentes.
Abdomen
• Distensión debida a la acumulación de gas, sobre todo después de un consumo excesivo de fruta o té • Dolor abdominal al
expulsar gases.
Estómago
•Vómitos que tienden a ser abundantes y frecuentes.
Intestino
• Diarrea abundante, a veces desencadenada por la ingestión de ciertos alimentos y bebidas (por ejemplo leche, fruta, cerveza).
Aparato genital femenino
• Menstruaciones muy abundantes, ciclos cortos o ambos a la vez.
Lactancia
• Cantidad considerable de leche o imposibilidad de amamantar mucho tiempo.
Espalda
• Dolores musculares que obligan a la persona a cambiar constantemente de posición.
Extremidades
• Sensación de que la pierna está apretada en una liga muy estrecha, con entumecimiento
• Hinchazón de las articulaciones, que son sensibles al frío y al roce.
Sueño
• Somnolencia de día, sobre todo por la tarde
• Dificultad para conciliar el sueño por la noche e insomnio después de las tres de la mañana, a menudo acompañado de una sensación de hambre.
Fiebre
• La fiebre pasa a menudo por cuatro etapas sucesivas: síntomas de advertencia (palpitaciones, estornudos, agitación, sed, bulimia); fase de escalofríos intensos con castañeteo de los dientes; fase de calor intenso con la cara roja, durante la cual el paciente tiene calor pero tirita al desabrigarse y, finalmente, la fiebre provoca sed intensa y sudores fríos copiosos que agotan al enfermo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No tengo claro, o sea que este remedio en vez de Curar te produce todos los problemas descritos con anterioridad

Anónimo dijo...

No esto es lo que cura te estan dando los síntomas para ver en cuales momentos se les puede dar este medicamento porque este es un policresto ocea que cura varias enfermedades

Anónimo dijo...

De hecho se supone que si se le administra este medicamento a una persona sana en repetidas ocasiones por un tiempo determinado está persona podría presentar todos o algunos de los síntomas descritos pero al suspender el medicamento dichos síntomas desaparecerán "lo similar se cura con lo similar"