Sepia officinalis

Nombre común
Tinta de sepia o jibia.
Orígen
Este remedio se obtiene a partir de un líquido marrón oscuro (la tinta) secretado por la sepia o jibia, un molusco cefalópodo semejante al calamar. La preparación se hace por maceración o por trituración.
Usos habituales
Cuando están presentes los síntomas característicos, con frecuencia se prescribe Sepia en los periodos delicados de la vida:embarazo y menopausia en la mujer, agotamiento profesional,
diversas dificultades, etc. También es útil en ciertos estados depresivos.
¿Quién puede usar este remedio?
Personalidad y comportamiento
• Gusto por el esfuerzo y curiosidad intelectual. La persona tiene gran necesidad de
actividades de toda clase, junto con una intensa sed de conocimientos.
• Carácter cambiante y contradictorio. Llena de emociones reprimidas, puede mostrarse
irritable e impaciente cuando se le contradice. No le gusta mucho hablar o se cansa
pronto de la compañía, pero a la vez tiene miedo de estar sola. Sus contradicciones se reflejan
en sus actos y palabras: a veces hace o dice cosas opuestas a sus verdaderas intenciones.
• Depresión. Cuando llega al límite de sus fuerzas en el trabajo o el deporte, el individuo
Sepia officinalis puede hundirse en una profunda depresión. Entonces se muestra indiferente
a todo y especialmente a todos, incluso a sus seres más queridos; termina por llorar sin motivo
y rechazar cualquier consuelo.
Trastornos generales
• Sensación repentina de debilidad general y de hueco o vado en diferentes órganos.
• Sensación de pesadez en ciertos órganos. 
 • Predisposición a los síncopes y a las oleadas de calor o bochornos.
• Trastornos que se manifiestan periódicamente.
Variación de los síntomasFactores de agravación: el frío, la humedad, la mañana y la noche después del primer
sueño, al estar de pie, de rodillas o inclinado hacia delante; en la mujer, el periodo previo a
las menstruaciones y el embarazo.
• individuo Sepia offiánalis se interesa en mil cosas y vive sin perder el tiempo.
Factores de mejoría: el calor o el aire fresco, las aplicaciones calientes, la presión, el
ejerddo físico intenso, la actividad.
Preferencias alimentarias
Deseo de alimentos áddos (pepinillos, limón,  vinagre, etc.), de sal, de queso. Aversión hada
la carne, la leche, los alimentos grasosos.
Trastornos locales
Cabeza • Dolores de cabeza punzantes • Durante los dolores de cabeza, náusea y estado
depresivo • Disminución de los dolores después de comer, al aire libre, por la presión
• Sensibilidad en la raíz de los cabellos • Caída del cabello en la mujer después del embarazo
y en la menopausia • En el lactante, la fontanela dura mucho tiempo abierta.
Cara • Tinte pálido • Manchas amarillentas en las mejillas.
Ojos• Ojeras oscuras • Irritación de los ojos al contacto con el aire frío, con sensación de
arenilla dentro del ojo • Tendenda a presentar pequeñas lesiones en los párpados (orzuelos,
chaladón, verrugas).
Nariz • Inflamadón crónica de las mucosas (catarro) con escurrimiento de mucosidad hada
la nariz • Sensibilidad desagradable a los dolores.
Boca • Labio inferior agrietado • Mal sabor de boca • Caries frecuentes y dolores de dientes
durante el embarazo.
Garganta • Dolores como si la garganta estuviera en carne viva • Expulsión de flemas
abundantes por la mañana.
Aparato respiratorio • Tos seca, como si viniera del estómago, sobre todo por los cambios de temperatura • Sensación de vado en el pecho.
Corazón y circulación • Palpitaciones en la cama, de noche o al despertar.
Abdomen • Sensación de pesadez o de vacío • Dolores que mejoran al caminar o al cruzar las piernas.
Estómago • Náusea al ver o al pensar en la comida • Náusea al viajar en auto.
Intestino • Sensadón de plenitud en el recto que persiste después de evacuar, debida a un
prolapso indpiente. 
Aparato urinario • Micciones involuntarias al toser, estornudar, reír u oír un ruido fuerte o
después de un susto.
Aparato genital masculino • Agotamiento después de las reladones sexuales.
Aparato genital femenino • Sensación de pesadez y de descenso de los órganos genitales
• Menstruaciones adelantadas y abundantes o bien retrasadas y escasas • Resequedad
vaginal • Bochornos (oleadas de calor) con transpiración, sensación de debilidad
y ansiedad.
Espalda • Dolor entre los omóplatos o en la parte baja de la espalda con rigidez que
se alivia al caminar • Necesidad de una presión sobre la región dolorosa.
Extremidades • Inquietud en las piernas de noche • Transpiradón fría de las extremidades.
Pie) • Piel amoratada, áspera, gruesa y agrietada • Erupdones herpéticas
en lugares muy distintos • Verrugas y excrecencias diversas.
Sueño • Sueño agitado.
Fiebre • Sensadón de frío en zonas localizadas (en los pies o entre los omóplatos, por ejemplo)
y después sensación de calor como si se vertiera agua caliente sobre el cuerpo
• Oleadas de calor en la cabeza • Transpiración al despertar por la mañana.